Arturo Lafourcade: “Cada uno proyecta la realidad que quiere”

El sociólogo y escritor rancagüino reflexiona sobre la democratización de los medios de comunicación y los desafíos sobre el manejo de la información.

Noel Barrera P.

Arturo Lafourcade, un talentoso poeta, escritor y músico nacido en la ciudad de Rancagua en 1975. Un artista elocuente que ha desarrollado su trayectoria desde sus primeras publicaciones en la revista “Trilce” en Concepción, ciudad donde se tituló de sociología. Posteriormente vuelve a su ciudad natal para realizar su magister en comunicación social en la Universidad de Chile hasta ser parte de la mesa literaria del consejo de cultura de la región de O’Higgins durante el primer mandato de Michelle Bachelet. Hoy nos comparte su visión sobre la concentración de medios y la relación de la sociedad con la información.

¿Crees que la concentración de medios influye en la configuración de nuestra cultura?  

Existe una percepción de paz en la historia republicana de nuestro país como parte de una tradición social, pero esto puede ser un espejismo desde la base que mucho se ha silenciado tomando como referencia desde la llegada de los españoles, matanzas que han ocurrido a través de los siglos y el olvido. Los medios han contribuido, sin duda, a formar una opinión correcta y positiva del hombre blanco que viene a instaurar el orden y el progreso, mientras que el resto es un enemigo, o sea, nace la creación del enemigo interno; el mapuche, el comunista… Desde esa perspectiva, se entiende que seamos una sociedad chilena más bien como una familia disfuncional

Entendiendo que nuestra base cultural viene configurada desde el poder y que los medios de comunicación han estado en manos de unos pocos, ¿Consideras que este contexto ha limitado a desarrollarnos culturalmente? 

Sí claro, sin dudas esto no ha sido democrático para nada, pero también hay que destacar que han existido cambios positivos con la irrupción del internet que ha permitido un acceso más generalizado, como a blogs, dónde cualquier persona puede crear un contenido. Ahora igualmente hay importantes brechas culturales en el uso de la tecnología o a estos medios digitales que son más libres de expresión. No es lo mismo un joven en comparación a un adulto mayor de un estrato social bajo, en ese sentido el adulto mayor puede estar en mayor desventaja en el uso de las tecnologías digitales.

Basado en las brechas de la digitalización y desde la base de la concentración de medios de comunicación ¿Cuánto crees que influye hoy en día la desinformación en el clima de convivencia? 

Esa es la parte lamentable, cualquier persona tiene su propio medio, esa es la contraparte, pero al mismo tiempo es democrático. Lo importante es que se eduque a la población a que sepa leer las informaciones falsas. Se trata del criterio que uno tenga para analizar lo que es real o lo que está pasando, y muchas veces es lo que no aparece en los medios. Ahora bien, cada uno proyecta la realidad que quiere eligiendo a quién seguir en redes sociales o con quién conecta. En parte también hay que sumar la imposibilidad de transmitir la realidad objetivamente. La objetividad cien por ciento es imposible. Si tú quieres ver las empresas que realizan los estudios de opinión, son estudios manipulados porque responden a los intereses del capital, como la CEP o estudios CERC MORI.

 ¿Tú crees que el ejercicio del periodista o del comunicador social está limitado en la libertad de expresión? 

Depende del nivel en que te encuentres, porque si estás en medios tradicionales claro que estás limitado porque son las pautas editoriales las que norman tu libertad de expresión. Pero por otro lado tenemos las redes sociales donde expresamos lo que queremos, ahora en cuanto a los discursos de odio creo que deberían estar restringidos.

Entendiendo que cada persona es un canal, también que existe una hiperfragmentación de la información y que todavía existen medios informativos concentrados en grupos de poder ¿Tú crees que debiese haber una regulación para asegurarnos que la información que leemos es veraz? 

Creo que podría existir una empresa o una institución que entregue un sello que exprese si determinada información está cargada al discurso de odio, o un sello que indique que los datos no son fidedignos. La posibilidad de inventar una estadística cualquiera la puede hacer, al igual que una historia. Esos son los desafíos sobre el manejo de la información hacia un futuro. 

sobre nosotros

Somos una revista web desarrollada por periodistas de la quinta y sexta región del país. Esta plataforma sirve de repositorio y vitrina especialmente para los artistas emergentes.

contacto@quepido.cl

(c) 2023 All Rights Reserved.

Síguenos